Saludo de bienvenida de la Comunidad

Escudo de Santo Domingo de Silos

Hodie si vocem eius audieritis, nolite obdurare corda vestra (ex Regula Sancti Benedicti, Prologus)

Bienvenidos

A través de esta página, los monjes de Silos queremos hacernos presentes en el amplio mundo de la red y, de alguna forma, dar a conocer lo que Silos es y significa. Son muchas las personas que a través de ella se informan de los horarios de las visitas o de los cultos litúrgicos de los monjes, pero también hay muchos que se sirven de ella para ponerse en contacto con nosotros y solicitar nuestras oraciones en sus momentos de dificultad. Los monjes llevamos esas peticiones a nuestra oración comunitaria, confiando en el Señor Jesús y en la comunión de los santos, por la cual todos somos hermanos.

La vida del monje quiere ser precisamente eso, una plasmación de la fraternidad universal. Venidos de diferentes lugares, edades y condiciones sociales, queremos formar una verdadera familia que reza y trabaja en unidad, llevando en nuestro corazón las angustias, los anhelos y las esperanzas de todos los hombres. El monje es aquel que separado de todos está unido a todos, decía ya en el siglo IV Evagrio Póntico.

Avanzamos, en expresión de San Benito, por el camino del Evangelio con el deseo de que todos los hombres caminen a la luz de Cristo. Con nuestras miserias y pecados, pero también con nuestra ilusión, queremos no anteponer nada al amor de Cristo, en frase también de San Benito, a fin de que Dios sea en todo glorificado.

Con los mejores deseos del abad y los monjes de Silos.

La Comunidad de Santo Domingo de Silos